Las arañas son quizá una de las creaturas que infunden más terror a los seres humanos. Los arácnidos cuentan con un cuerpo dividido en dos partes, y ocho patas largas y puntiagudas, lo cual no es agradable de ver sorpresivamente. Sin embargo, son pocas las especies de arañas que pueden ser peligrosas, como las arañas pardas o las viudas negras, que habitan en las grietas y en los montones de leña o madera podrida.

En realidad, las arañas son muy beneficiosas debido a que se alimentan de otros insectos, como mosquitos y moscas. Si bien, no son transmisoras de enfermedades, solo algunas especies tienen mandíbulas fuertes para causar un daño de mayores proporciones en la piel humana. Además, son muy contadas las que pueden inyectar toxinas letales a los seres humanos.   

Por lo anterior explicado, es recomendable tratar de dejarlas en paz. Si se requiere sacar una araña de la casa, utilice un recipiente vacío, y use una aspiradora para quitar la telaraña. A continuación, enlistamos algunas recomendaciones para evitar una plaga de arañas:  

  • Mantenga las zonas alrededor de la casa libre de pilas de basura, ladrillos, leña o madera podrida
  • Pode los árboles y arbustos con regularidad
  • Retire las telarañas con una escoba o la aspiradora
  • Selle las puertas y ventanas, además instale mosquiteros
  • Limpie los alimentos o bebidas derramadas de inmediato, para evitar que se acerquen otros insectos (alimento de las arañas)
  • Nunca deje las luces exteriores encendidas por mucho tiempo, ya que atraen a la mayoría de los insectos, y estos a su vez, van a atraer a las arañas